Bocamina nº 20. Minas de La Florida.

4 noviembre, 2007 en 17:14 | Publicado en Bocamina | Deja un comentario

Bocamina 20

Acaba de salir el número 20 de la revista de minerales y yacimientos de España “Bocamina”. En este caso se podría considerar como un especial sobre las Minas de la Florida, además de un completo conjunto de artículos sobre las citadas minas, se incluye un plano de las labores mineras.

Además en este número se incluye un editorial bastante significativo y que define una situación actual y problemática relacionada con los aficionados a la mineralogía. A continuación se transcribe parte de ese editorial.

Creemos que la actividad de los amantes de los minerales es aun mal comprendida, y lo más desolador es que parece que cada vez se comprende menos. Una cierta corriente de ignorancia, exacerbada por un conservacionismo mal entendido, pretende que el coleccionismo de minerales es una actividad que degrada el patrimonio, cuando exactamente es lo contrario. Con la inestimable colaboración de los medios de comunicación faltos de rigor, es relativamente sencillo para el ecologista desinformado adoptar una pose de indignación ante la recogida de unos kilos de ejemplares de minerales, cuando la propia sociedad española, de la que él forma parte, demanda, necesita, EXIGE para su bienestar, millón y medio de toneladas de minerales CADA DÍA. Los especímenes cristalizados y dignos de admiración que no son recuperados por los buscadores, serán objeto de una destrucción segura y pasarán desapercibidos para el patrimonio de la humanidad, como también se explica en este trabajo.

Desde las páginas de este fascículo, pretendemos recalcar nuevamente que la búsqueda, recolección amateur y el estudio de especímenes minerales, es una actividad inocua y de apreciable contenido científico, que tiene tantos años de existencia como los propios hombres de ciencia que observan y describen el medio natural. Es, además, una actividad legal en todo el mundo occidental, amparada en torno a asociaciones que gozan de la Declaración de Utilidad Pública y que favorecen y aceleran la amplitud del conocimiento científico en Mineralogía. Gracias a los antiguos “buscadores” de minerales, hoy en día disponemos de excelentes colecciones de minerales en los museos públicos y privados. Gracias a ellos, nuestra generación ha podido admirar ejemplares que de otra forma habrían sido desconocidos. Gracias a los “buscadores” de ahora, las generaciones futuras podrán contemplar un patrimonio más rico que el que nosotros hemos heredado.

Los que hemos participado en alguna excursión mineralógica, pienso que estaamos bastante de acuerdo con esta parte del editorial.

Anuncios

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: